La Historia Del Huevo De Pascua

02/03/2017

Por estas fechas las pastelerías comienzan a decorar sus escaparates con coloridos huevos de chocolate y nos preguntamos cual es su origen.

La tradición cristiana, tanto católica como ortodoxa, desaconsejaba el consumo de huevos durante la Cuaresma, pero las gallinas no dejaban de ponerlos. En lugar de tirarlos, se guardaban hasta el domingo de resurrección, fecha en la que este precepto dejaba de regir. Para preservarlos, los huevos se cocían y, tras la abstinencia, se repartían como gesto de gran detalle con los allegados. En muchas culturas, se pintaban y decoraban los huevos y de ahí provienen algunas obras de arte, como los huevos de porcelana de Fabergé, ornamentados e incrustados de joyas por encargo de los zares de Rusia.

Cuando pasaron a ser de chocolate

La adición más nueva es el chocolate. La idea de los huevos de chocolate, con exactitud es difícil de determinar, pero no debe ir más allá de comienzos del siglo 20, entre el 19 y el 20. Porque el chocolate viene del cacao, y el cacao es un elemento que va a ofrecer América al mundo. Y el cacao, en los primeros siglos después del descubrimiento de América, cuando se introduce en Europa, va a estar asociado a cuestiones medicinales. Un poco parecido a lo que ocurrió con la Coca Cola, que a fines del 19, cuando la inventan, es una suerte de medicina, incluso se vendía en las farmacias. El cacao también”.

Por que se regalan huevos de chocolate

Regalar huevos de chocolate en Domingo de Pascua no es solo una tradición consumista como algunos piensan. Su origen tiene una larga tradición que se ha vivido durante la Cuaresma a lo largo de generaciones desde hace muchísimos siglos. Si en vuestra familia existe la tradición de regalar huevos de Pascua a los hijos en Semana Santa, sería interesante que todos conociéramos algo más sobre esta bonita historia.

Deja un comentario